Baudrillard; Alteridad, seducción y simulacro

Adolfo Vásquez Rocca *

Un universo frío; el reverso de la utopía.

Vivimos en un universo frío, la calidez seductora, la pasión de un mundo encantado es sustituida por el éxtasis de las imágenes, por la pornografía de la información, por la frialdad obscena de un mundo desencantado. Ya no por el drama de la alienación, sino por la hipertrofia de la comunicación que, paradojalmente, acaba con toda mirada o, como dirá Baudrillard[1], con toda imagen[2] y, por cierto, con todo reconocimiento.

El desafío de la diferencia, que constituye al sujeto especularmente, siempre a partir de un otro que nos seduce o al que seducimos, al que miramos y por el que somos vistos, hace que el solitario voyeurista ocupe el lugar del antiguo seductor apasionado. Somos, en este sentido, ser para otros y no sólo por la teatralidad propia de la vida social, sino porque la mirada del otro nos constituye, en ella y por ella nos reconocemos. La constitución de nuestra identidad tiene lugar desde la alteridad, desde la mirada del otro que me objetiva, que me convierte en espectáculo. Ante él estoy en escena, experimentando las tortuosas exigencias de la teatralidad de la vida social. Lo característico de la frivolidad es la ausencia de esencia, de peso, de centralidad en toda la realidad, y por tanto, la reducción de todo lo real a mera apariencia.

El éxito de la identidad prefabricada radica en que cada uno la diseña de acuerdo con lo que previsiblemente triunfa –los valores en alza [3]–. La moda, pues, no es sino un diseño utilitarista de la propia personalidad, sin profundidad, una especie de ingenuidad publicitaria en la cual cada unose convierte en empresario de su propia apariencia.

La sociedad del espectáculo.

La moda ha contribuido también a la construcción del paraíso del capitalismo hegemónico. Sin duda, capitalismo y moda se retroalimentan[4]. Ambos son el motor del deseo que se expresa y satisface consumiendo; ambos ponen en acción emociones y pasiones muy particulares, como la atracción por el lujo, por el exceso y la seducción. Ninguno de los dos conoce el reposo, avanzan según un movimiento cíclico no-racional, que no supone un progreso. En palabras de J. Baudrillard:

“No hay un progreso continuo en esos ámbitos: la moda es arbitraria, pasajera, cíclica y no añade nada a las cualidades intrínsecas del individuo”[5]. Del mismo modo es para él el consumo un proceso social no racional. La voluntad se ejerce –está casi obligada a ejercerse– solamente en forma de deseo, clausurando otras dimensiones que abocan al reposo, como son la creación, la aceptación y la contemplación. Tanto la moda como el capitalismo producen un ser humano excitado, aspecto característico del diseño de la personalidad en sociedad del espectáculo.

La sociedad de consumo supone la programación de lo cotidiano; manipula y determina la vida individual y social en todos sus intersticios; todo se transforma en artificio e ilusión al servicio del imaginario capitalista y de los intereses de las clases dominantes. El imperio de la seducción y de la obsolescencia; el sistema fetichista de la apariencia y alienación generalizada[6].

Ver y ser vistos, esa parece ser la consigna en el juego translúcido de la frivolidad.El así llamado momento del espejo, precisamente, es el resultado del desdoblamiento de la mirada, y de la simultánea conciencia de ver y ser visto, ser sujeto de la mirada de otro, y tratar de anticipar la mirada ajena en el espejo, ajustarse para el encuentro. La mirada, la sensibilidad visual dirigida, se construye desde esta autoconciencia corpórea, y de ella, a la vez, surge el arte, la imagen que intenta traducir esta experiencia sensorial y apelar a la sensibilidad en su receptor.

Nuestra soledad demanda un espejo simbólico en el que poder reencontrar a los otros desde nuestro interior. Buscamos en el espejo la unidad de una imagen a la que sólo llevamos nuestra fragmentación.

Con estupor tomamos las últimas fotografías posibles, un patético modo de certificar la experiencia o de convertirla en colección. Pareciera que la fotografía quiere jugar este juego vertiginoso, liberar a lo real de su principio de realidad, liberar al otro del principio de identidad y arrojarlo a la extrañeza. Más allá de la semejanza y de la significación forzada, más allá del “momento Kodak”, la reversibilidad es esta oscilación entre la identidad y el extrañamiento que abre el espacio de la ilusión estética, la des-realización del mundo, su provisional puesta entre paréntesis.

Como en La invención de Morel[7] donde un aparato reproduce la vida (absorbiendo las almas) en forma de réplica, en forma de mera proyección. Los Stones como souvenir de sí mismos proyectados en el telón del escenario giratorio. La envidiable decreptitud de Mick Jagger con una delgadez mezquina y ominosa, como si fuera su propia narcótica reliquia.

Los rostros del otro, rostros distantes a pesar de su cercanía, ausentes a pesar de su presencia, los miramos sin que ellos nos devuelvan la mirada. La alteridad no es más que un espectro, fascinados contemplamos el espectáculo de su ausencia. Tal vez los Stones estén muertos y nadie lo sepa. Tal vez sea una banda sustituta la que por enésima vez sacuda el mundo cuando comience su nueva gira por las ciudades de la Gran Babilonia.

Efectos de desaparición

Imágenes de la gran urbe, fragmentos de los últimos gestos humanos reconocibles. Los sujetos indiferentes a la presencia de la cámara se mueven según el ritmo de sus propios pensamientos.

Imágenes en movimiento: la estación del Metro de Tokio, súper-carreteras, aviones supersónicos, televisores de cristal líquido, nano-ordenadores, y otros tantos accesorios que nos implantan una aceleración a la manera de otras tantas prótesis tecnológicas. Es la era del cyber-reflejo condicionado, del vértigo de la cibermúsica, de los fundidos del inconsciente en una lluvia de imágenes digitales, vértigo espasmódico de señales que se encienden y apagan, del gesto televisivo, neurótico y ansioso del zapping o el molesto corte del semáforo en las esquinas que parasitan el sistema de interrupciones artificiales y alimentan nuestra dependencia de los efectos especiales.

La fragmentación de las imágenes construye una estética abstracta y laberíntica, en el que cada fragmento opera independiente pero, a su vez, queda encadenado al continuo temporal de un instante narrativo único. Podemos retener el mundo entero en nuestras cabezas.

La aceleración y los estados alterados de la mente. Los psicotrópicos. La representación electrónica de la mente en la cartografía del hipertexto. Las autopistas de la información, donde todo acontece sin tener siquiera que partir ni viajar. Es la era de la llegada generalizada, de la telepresencia, de la cibermuerte y el asesinato de la realidad. El mundo como una gran cámara de vacío y de descompresión. Como la ralentización de la exuberancia del mundo.

*Adolfo Vásquez Rocca PH. D.

[1]BAUDRILLARD, Jean(1929-2007) Nacido en Reims, Francia, en 1929. Estudió filología germánica en La Sorbona de París y ejerció como profesor de alemán en un instituto de enseñanzas medias (1958-1966). En 1966 leyó su tesis doctoral (‘Le sistème des objets’) bajo la dirección de Henry Lefebvre, e inició su actividad docente en la Universidad París X, en Nanterre, donde tuvo un papel activo en los sucesos de mayo del 68. Director científico del IRIS (Recherche sur l’Innovation Sociale) de la Universidad París-IX Daphine (1986-1990). En 2001 fue contratado por la European Graduate School de Saas-Fee, Suiza, como profesor de filosofía de la cultura y de los medios en los seminarios intensivos de verano.

Le système des objets (1968), La société de consommation (1970), Pour une critique de l’économie politique du signe (1972), Le miroir de la production (1973), L’échange symbolique et la mort (1976), La consommation des signes (1976), Oublier Foucault (1977), L’effet Beaubour (1977), À l’hombre des majorités silencieuses (1978), L’ange de stuc (1978), De la séduction (1979), Enrico Baj (1980), Simulacres et simulation (1981), Les stratégies fatales (1983), La gauche divine (1985), L’autre par lui-même (1987), La transparence du mal (1990), La guerre du Golfe n’a pas eu lieu (1991), L’illusion de la fin ou la grève des avènements (1992), Figures de l’altérité (1994), La pensée radicale (1994), Le crime parfait (1995), Le paroxiste indifférent (1997), Amérique (1997), De l’exorcisme en politique, ou la conjuration des imbéciles (1997), Car l’illusion ne s’oppose pas a la réalité (1997), Le complot de l’art (1997), Illusion, désillusion esthétiques (1997), La grande mutation. Enquete sur la fin d’un millénaire (1998), À l’ombre du millénaire ou le suspens de l’an 2000 (1998), L’échange impossible (1999), Sur le destin (1999), Sur la photographie (1999), Les objets singuliers: architecture & philosophie (2000), D’un fragment a l’autre (2001), Mots de passe (2000), L’elevage de poussière (2001), Le ludique et le policier (2001), Au royaume des aveugles (2002), L’esprit du terrorisme (2002), Pataphysique (2002) y Au jour le jour, 2000-2001
(2003).

La mayor parte de la obra de Baudrillard ha sido traducida a las lenguas española y portuguesa. A la primera: El sistema de los objetos, Siglo XXI, Ciudad de México, 1969; La sociedad de consumo, Plaza y Janés, Barcelona, 1970; Crítica de la economía política y del signo, Siglo XXI, Ciudad de México, 1976; El espejo de la producción, Gedisa, Barcelona, 1980; El sistema de los objetos, Siglo XXI, C. de México, 1981; El intercambio simbólico y la muerte, Monte Avila, Caracas, 1981; Las estrategias fatales, Anagrama, Barcelona, 1984; América, Anagrama, Barcelona, 1987; El otro por sí mismo, Anagrama, Barcelona, 1988; Cool Memories, Anagrama, Barcelona, 1989; De la seducción, Ed. Cátedra, Madrid, 1989 (Planeta- Agostini, Barcelona, 1993; Iberoamericana, Buenos Aires, 1994); Las estrategias fatales, Anagrama, Barcelona, 1991; La transparencia del mal.

Ensayo sobre los fenómenos extremos, Anagrama, Barcelona, 1991; La guerra del golfo no ha tenido lugar, Anagrama, Barcelona, 1992; La ilusión del fin. La huelga de los acontecimientos, Anagrama, Barcelona, 1993; Cultura y simulacro, Kairós, Barcelona, 1993; El otro por sí mismo, Anagrama, Barcelona, 1994; El crimen perfecto, Anagrama, Barcelona, 1996; Pantalla total, Anagrama, Barcelona, 2000. A la portuguesa: A sociedade de consumo, Edições 70, Lisboa, 1981; América, Rocco, Rio de Janeiro, 1986; O Sistema dos Objetos, Perspectiva, São Paulo, 1989; Da sedução, Papirus, Campinas, 1991; Simulacros e simulação, Relógio D’Água, Lisboa, 1991; A transparência do mal. Ensaios sobre os fenômenos extremo, Papirus, Campinas, 1992; A Ilusão do Fim, Terramar, Lisboa, 1992; À sombra das maiorias silenciosas. O fim e o surgimento das massas, Brasiliense, São Paulo, 1993; Para uma crítica da economia política do signo, Elfos, Lisboa, 1995; A troca simbólica e a morte, Eds. Loyola, São Paulo, 1996; A Arte da Desaparição, Ed. UFRJ, Rio de Janeiro, 1997; Tela total: mito-ironias da era do virtual e da imagem, Sulina, Porto Alegre, 1997; O Paroxista Indiferente, Edições 70, Lisboa, 1998.

[2]BAUDRILLARD,Jean,El otro por sí mismo, Ed. Anagrama, Barcelona, 1997.

[3]RIVIERE, M, Diccionario de la moda, Ed. Grijalbo, Barcelona, 1996.

[4]VÁSQUEZ ROCCA, Adolfo, La moda en la postmodernidad. Deconstrucción del fenómeno

“fashion”;http://www.ucm.es/info/nomadas/11/avrocca2.htm En NÓMADAS. 11 | Enero-

Junio.2005 Revista Crítica de Ciencias Sociales y Jurídicas. UNIVERSIDAD COMPLUTENSE DE

MADRID.

[5]BAUDRILLARD, Jean, The Consumer Society, SAGE Publication, 1998, p. 100

[6]DEBORD, Guy, La sociedad del espectáculo, Ed. Pre –Textos, Valencia, 1999, cap. II Lamercancía como espectáculo. P. 51 y sgtes.

[7]BIOY CASARES, Adolfo, La invención de Morel, Ed. Emecé, Buenos Aires, 1940.En la clásica novela de Ciencia Ficción –obra fundacional del género– Morel ha inventado una máquina que permite capturar la entidad de las personas, su existencia en sí, y reproducirla a voluntad. Pero esta captura implica la muerte de la persona que es registrada o grabada. La novela juega con la idea del solipsismo, el eterno retorno y los problemasontológicos – identitarios.

[*] (http://www.psikeba.com.ar/articulos/AVRbaudrillard.htm) Dr. Adolfo Vásquez Rocca PH. D.

Doctor en Filosofía por la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso; Postgrado Universidad Complutense de Madrid, Departamento de Filosofía IV, Pensamiento contemporáneo y Estética.

Profesor de Postgrado del Instituto de Filosofía de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso; Profesor de Estética en el Departamento de Artes y Humanidades de la Universidad Andrés Bello, Facultad de Arquitectura, UNAB. Crítico de Arte y Director de Revista Observaciones Filosóficas http://www.observacionesfilosoficas.net/. Profesor asociado al Grupo Theoria Proyecto europeo de Investigaciones de Postgrado. Editor Asociado de Psikeba, Revista de Psicoanálisis y Estudios Culturales, Buenos Aires, ISSN 1850-339X http://www.psikeba.com.ar

Miembro del Consejo Editorial Internacional de la Fundación Ética Mundial de México Miembro del Consejo Editorial Internacional de ‘Cuadernos del Seminario’ – Revista del Seminario del Espacio ISSN 0718-4247 Vicerrectoría de Investigación y Estudios Avanzados Pontificia Universidad Católica de Valparaíso.

Director del Consejo Consultivo Internacional de Konvergencias, Revista de Filosofía y Culturas en Diálogo, Argentina. ISSN 1669-9092 http://www.konvergencias.net/

Columnista y colaborador permanente en Staff de Revistas y publicaciones españolas, entre las que se cuentan: A PARTE REI ISSN: 1137-8204 -Revista de la Sociedad de Estudios Filosóficos de Madrid- NÓMADAS Revista Crítica de Ciencias Sociales y Jurídicas ISSN 1578-6730 – Universidad Complutense de Madrid.

EIKASIA Revista de Filosofía, ISSN 1885-5679 – Oviedo, España DEBATS Revista de Filosofía y crítica cultural, ISSN 0212-0585, Institució Alfons el Magnànim, Universidad de Valencia.

Del mismo autor

Baudrillard; Alteridad, seducción y simulacro

Hipertexto, discurso excéntrico y cuestionamiento del establishment cultural

Francis Bacon; el desgarro de la carne y la deriva del Yo

La Escuela de Londres o “Pintura del desastre”.Francis Bacon – Lucien Freud – Frank

Auerbach

El artista como dictador social y el político como escenógrafo

William Burroughs y La Metáfora Viral. Postmodernidad, compulsión y Literatura conspirativa

Sloterdijk y Canetti; El detonante iconográfico y operístico de la política de masas

La ficción como conocimiento, subjetividad y texto; de Duchamp a Feyerabend

La crisis de la noción de sujeto; desubjetivación y psicopatologías del yo

Antipsiquiatría; Deconstrucción del concepto de enfermedad mental

7 comentarios to “Baudrillard; Alteridad, seducción y simulacro”

  1. Manuel (fuc) Says:

    Baudrillard:
    de como la representacion del espacio puede dar cuenta de la construccion social, del lenguaje, del juego de las apariencias . . .
    el trompe l´oeil como contrario a la perspectiva. la perspectiva trata de reconstruir el espacio, de hacerlo verosimil. De perpetuar el lenguaje, la persepcion comun a la plastica. En cambio el trompe l´oeil es el camino contrario, intenta demostrar lo falso, es un truco explicitado.

    hay varias obras que hacen eso. es el trabajo en layers. Fast Film es un trompe l´oeil en animacion. Speed racer tambien.

    La escenografia de Daft Punk y la de etienne de Crecy: son recitales, conciertos, la musica. Pero gran parte de la atraccion no recide en la musica. es mas, queda en segundo plano ante un despliegue visual, ante otro lenguaje de imagenes. la muisca, cuya caracteristica principal es la instantaneidad y el presente, queda supeditada ante las imagenes.

    Jugar con la representacion del espacio
    Fast Film : http://www.youtube.com/watch?v=Td6UObEEaQQ
    Los papeles impresos con imagenes fotorealistas tienen la profundidad de un cuadro renacentista. pero esto solo se da siempre y cuando la camara los enfoque desde el lugar indicado, tal como un cuadro renacentista esta pensadado para ser visto desde un lugar indicado, apenas el papel cobra cierto angulo con respecto a la normal del lente, se develan las apariencias y la pelicula se ve tal cual es: una sucesion de imagenes.

    Speed Racer : http://www.youtube.com/watch?v=FPWf-IjJ0nw
    http://www.youtube.com/watch?v=GCMDAkwmIFw
    En esta pelicula los directores manejan la representacion del espacio de una forma totalmente plastica y estetica. combinan 3d, imagen fotorealista, dibujo animado tradicional. represntacion en 3d con poligonos, con layers. y en cuanto al montaje se da algo similar, no solo montan en el tiempo sino tambien en el espacio, multiples encuadres, barridos, superposicion de capas. Esta pelicula investiga las posibilidades de representacion del espacio y del movimiento con tal rigor que termina siendo una ejemplo muy explicito de como una imagen no vale mas que como representacion.

    el corto de publicidad de audi de 1st. Ave. Machine : http://www.1stavemachine.com/#/watch-video/project015
    Tambien investiga la relacion entre un espacio representado en 3d y en 2d.

  2. Manuel (fuc) Says:

    Otro ejemplo.
    My happy end http://www.youtube.com/watch?v=silKiopaIUU

  3. Ignacio Gáspari alumno de la FUC Says:

    El texto de Baudrillard, mas que nada su afirmación de la construcción de una personalidad a base de elementos ya existentes y exitosos, hace pensar en las nuevas posibilidades que brinda el Internet, no con respecto a la publicidad, sino a las nuevas redes sociales como por ejemplo “faceboock” u otras que permiten a la persona crear lo que se llama un perfil de usuario. Éste pude no solo crear una estética personal sino publicar al resto de los usuarios sus gustos con respecto a diversas áreas. De esta forma va creando un personalidad cibernética o artificial, que puede tener o no relación con la persona.
    La postura de Baudrillard me parece acertada, aunque no deja de parecerme la opinión de una persona mayor, melancólica tras haber perdido la cotidianeidad de la vida en su pasado, no obstante tenia toda la razón del mundo.

  4. Sara Moncayo Says:

    Siguiendo los conceptos de Baudrillard sobre lo referente a el trompe l`oeil, no puedo evitar tomar como ejemplo lo que ocurre con el arte digital que podemos ver como imitacion de la realidad como es el caso de lo ocurrente sobre todo en el cine estadounidence en donde los grandes estudios invierten millones de dolares en crear diseños digitales para sus efectos especiales en donde se copia lo que para nosotros es la realidad.
    Esto reduce la realidad a una imagen de nuestro mundo en donde las imagenes generadas por computadora se comportan como nosotros, caminan como nosotros y parecen ser un espejo de nuestro mundo, una imitacion de lo que somos. Esta ilusion nos permite ponernos en un estado de “como si”, en el aceptamos sin poner en tela de juicio esta imagen de nosotros mismos para que el artilugio cinematografico funcione y podamos creer por un momento que lo que nos proyectan frente a nuestros ojos es la realidad que encontramos en la calle, sin preguntarnos quienes son estas supuestas personas tan parecidas a nosotros, algo que ironicamente hacemos todos los días cuando caminamos por la calle y vemos un mar de rostros ajenos, sin preguntarnos quienes son, sin asociarnos a ellos, bien podrian ser ellos tambien imagenes generadas por computadora. Este rendimiento de conciencia que hacemos cuando vamos al cine, es entonces bastante parecido a lo que ocurre cotidianamente, aceptando las imagenes que nos rodean como reales, como ciertas.

  5. Andrea Sanchez FUC Says:

    La simulacion y la apariencia en funcion de jugarle un truco a la mente humana. Es exactamente lo que veo que la publicidad hace; nos seduce con imagenes inventando un mundo muy similar al nuestro pero en en donde cierta marca de carros te hacen mas interesante, un desodorante te hace irresistible o un celular te mejora la vida. Se encargaron de acercar tanto nuestro mundo real a ese mundo virtual de objetos vacios, hasta que parece que ya no es una la representacion, sino que parece ser el mismo mundo.
    Asi se organiza el sistema que conocemos ahora, se han creado nuevas necesidades de adquirir, de consumir … todos buscando las soluciones que sirven solamente en un mundo virtual..soluciones de otro mundo para problemas de este mundo…

  6. Ana Laura Bour Says:

    Baudrillard “trompe l´oeil” refiere al truco que se le juega al ojo y consecuentemente a la mente al hacerle creer al ojo que está percibiendo algo que ve normalmente en la vida cotidiana, como objeto real y normal, cuando en realidad está siendo manipulado para ver una simulación de la realidad.
    Aunque hoy día esta manipulación se da en todos lados asi sea la calle por medio de carteles tridimensionales como por ejemplo autos incrustados en carteles a lo alto de las avenidas o en la televisión, cine y cualquier tipo de imagen digital o imagen manipulada para una revista, también se pueden encontrar ejemplos en la vía pública, en la misma calle por la que caminamos todos los días.
    Un ejemplo que encontré perfecto para esto, es la técnica de ANAMORFOSIS que utiliza el artista británico Julian Beever. Sus dibujos en las calles desafían las leyes de la perspectiva generando una ilusión óptica, ilusión del sentido de la vista, que nos lleva a percibir la realidad erróneamente.
    Este dibujante viaja por el mundo para causar este impacto de sorpresa tridimensional a los pies de la gente que pasa a su lado para que descubran como funciona realmente la técnica y como pasa a ser de una imagen sin sentido desde una perspectiva incorrecta a ser una ilusión tridimensional desde otra correcta.
    Sus trabajos se realizan utilizando de proyecciones o simplemente creando una perpectiva a través de la lente de una cámara generando la lilusión tridimensional cuando es visto desde el ángulo de la lente de la cámara, sobre un plano como lo es en la mayoría de sus obras, el suelo.

    La mayoría de sus trabajos sobre pavimento se pueden ver desde ésta pagina web: http://users.skynet.be/J.Beever/pave.htm

  7. ESTUDIANTES 2009 « Says:

    [...] Trabajos teóricos Linea de Tiempo – Baudrillard-Interpolación [...]

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: